Vuelven los tróspidos de Quién quiere casarse con mi hijo con buen acogida

quien quiere casarse con mi hijo 3

Cuatro despliega todos sus secretos de edición y guión con programas como Quién quiere casarse con mi hijo que estrenó ayer su tercer edición. Los tróspidos atacan de nuevo y cosecharon buenas audiencias con 12% de share de media.

Aunque todo es mentira o verdades a media, el programa nos divierte gracias a sus alocado guión y a un casting bien definido que se centra en realzar a personajes irrelevantes y políticamente incorrectos para hacer algo de humor.

Sí, lo que pretende ser un reality para que madres (y este año padre) que buscan una mujer para casarse con su hijo se ha convertido en diversas ediciones en un programa de risa para ver quién hace la pallasada más grande.

Poco nos interesa saber con quién se queda cada personaje y si se da una historia de amor entre ambos. Frikies, señoras de vida alegre, actores y chonis conviven la noche del miércoles en un espectáculo en el que participan madres, padres e hijos.

En esta edición, encontramos personajes singulares, como un padre y un hijo, que preveemos compartirán hembra en breve; una madre super moderna y su hijo gay; o un chico que todavía se emociona con Bob Esponja y todo lo japonés que busca una chica hecha y derecha.

En el primer programa hemos visto como los hijos escogen a sus candidatos y candidatas que más les gustan para convivir con ellos y, en sucesivas semanas, se irán eliminando posibles futuras novias e incorporando aquellos descartes que han dado más juego durante el programa.

Como siempre, la fiel audiencia de este programa se trasladó a las redes sociales, donde el hastag con el nombre del espacio fue trending topic mundial a lo largo de toda la noche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *