La mejor temporada de Juego de Tronos

Ya han pasado varios días desde que pudimos en Canal + ver el último capítulo de la que, hasta ahora y para muchos, ha sido la mejor temporada de Juego de Tronos. Estaremos todos de acuerdo en que el final de la temporada ha sorprendido a los seguidores tanto de la serie adaptada por HBO, como los seguidores de la saga de George R.Martin y que, a pesar de conocer el desenlace de la temporada, no han podido negar su sorpresa y angustia en algunos de los momentos del final de la temporada.

Portada Juego de Tronos

Al igual que en las temporadas anteriores de la serie adaptada por esta cadena estadounidense, el clímax de la temporada y, con ello todo el peso de los acontecimientos, recae sobre el penúltimo episodio de la temporada. Ya lo vimos con el episodio Blackwaters en la que sería la segunda temporada de la serie de televisión, correspondiente al segundo tomo Choque de Reyes de la saga épica. Esta vez, en la adaptación del tercer tomo Tormenta de Espadas, hemos podido observar un penúltimo episodio, The Rains of Castamere, con un peso en la trama e historia de los personajes que no habíamos visto en ninguno de los episodios emitidos hasta ahora.

juego de tronos daenerys

Los creadores de esta fantástica adaptación han sabido captar y mostrar al espectador uno de los momentos más crudos de esta novela épica y de fantasía, dejando satisfechos tanto a los seguidores de la saga, como a los fans que no han leído las novelas, y cediendo el último episodio de la temporada a un leve “descanso” de ese shock anterior a modo de tránsito hacia la que será en 2014, la cuarta temporada. Ambos grupos de fans  están de acuerdo en que, hasta el momento, la tercera temporada de Juego de Tronos ha sido la mejor, por muchas razones: los personajes están más definidos y desarrollados que en las temporadas anteriores, los sucesos se relatan en un orden muy similar a las novelas, a pesar de los obligados cambios que podemos apreciar, se reducen las variaciones bruscas y desaparición de personajes que tanto nos disgustaron en las temporadas anteriores.

 

Por estas y muchas más razones  podemos decir, varios días después de ver el final, que esta tercera temporada de Juego de Tronos es una de las mejores adaptaciones llevadas a cabo por la cadena HBO hasta el momento, y la mejor dentro de este gran proyecto en el que colaboran con George R. Martin. El resto, tendrás que descubrirlo tú si no la has visto aún. Nosotros nos quedamos esperando a la cuarta temporada.

 

 

Fuente imágenes: Facebook

 

Buen arranque para la tercera temporada de Teen Wolf

La tercera temporada de Teen Wolf ha tenido un arranque muy positivo en lo que audiencias se refiere cómo en tramas. La serie estrella de la MTV ha demostrado que viene con ganas de dar guerra y ¡qué guerra!

La premiere de esta tercera temporada anotó 2.3 en el rating de personas entre 12 y 34 años, una mejora de un 15% respecto al piloto del año pasado. La serie también marcó récord de espectadores situándose en 2,4 millones de televidentes. Decir también que este año no contaba con el lead-in de los MTV Movie Awards como los dos anteriores. Así, parece que queda serie para rato.

En lo que a tramas se refiere la serie sigue apostando fuerte por el tema hombres-lobo. Y, es, que si el año pasado nos plantearon la existencia de clanes llamados “matalobos”, esta año nos plantean una manada de lobos alfa como antítesis al protagonista. Sabemos hasta ahora (a la espera del capítulo de esta noche) que la forman varias personas comandadas por un alfa ciego (interesante apunte para el desarrollo de la trama) llamado Deucalion y que vienen porque parece ser que Scott, el protagonista, puede llegar a ser un gran alfa.

En esta manada se nos han presentado con más intensidad a los Alpha Twins, dos gemelos con la capacidad de convertirse en lobo alfa si se juntan. A ver cómo se desarrolla. Además, tanto Allison como Lydia parecen que tendrán un papel más secundario por el momento ya que no quieren ninguna relación ni con Scott ni con Stiles.

Así, se nos plantea un inicio de serie con la vuelta al instituto después de cuatro meses desde los incidentes ocurridos en Beacon Hills antes del verano y dónde la segunda temporada dio fin, cronológicamente hablando. Todos no aparecen, ya que el equipo de lacrosse parece haber llegado a su fin. No están Jackson (que avisó anteriormente que no participaría en esta tercera temporada) debido a que está destinado por su padre en París, ni Danny, su mejor amigo, ni Bobby, el entrenador de ambos y Scott. Como contrapeso, Isaac pasará a ser personaje regular esta temporada.

No es una serie imprescindible, pero como dijo el crítico Troy Patterson de Slate es un “drama ligero sobrenatural, pasable en cuanto a su ingenio” Siempre la he recomendado, así, que si os incorporáis ahora a su visionado, son solamente 24 capítulos por ver ¡Un ratín!