Raquel Sánchez Silva volverá a televisión en septiembre

raquel sanchez silva

La periodista Raquel Sánchez Silva, de Telecinco, prevé volver a las pantallas en septiembre, tras el fatídico capítulo de su vida en el que ha perdido a su marido, el cámara Mario Biondo, hallado muerto en su casa, supuestamente por un suicidio.

Por esto ha sido noticia durante estos meses y los paparazzi le siguen la pista de cerca allá donde va. Raquel ha estado protegida por la gran parte de las televisiones, que a diferencia de otros personajes, no se ha hablado demasiado de este tema.

Hoy, la presentadora ha reaparecido en televisión y los ha hecho en el programa de Ana Rosa, de Telecinco, por la mañana, que ha conectado en directo con ella. Raquel ha agradecido los mensajes y las muestras de cariño recibidas. La presentadora ha manifestado que quiere retomar la normalidad de su vida, reconociendo que no es algo fácil y que volverá en septiembre a la televisión.

Por ello no es de extrañar que vuelva a la pequeña pantalla para presentar Acorralados 2, el reality que ya copresentó hace dos años y que todo apunta a que emitirá su segunda edición el próximo otoño. Aunque puede tener otros proyectos, pues no ha parado de presentar espacios en Mediaset.

Además, en estos días la vemos en diversos anuncios sobre la campaña “Benditos Bares”, que Mediaset ha desarrollado de forma exclusiva para Coca-Cola. Estas promos se emitirán hasta el próximo sábado, 29 de junio, festividad de San Bartolo y están protagonizados por los presentadores Raquel Sánchez Silva, Jesús Vázquez y Manu Carreño y Manolo Lama, para ensalzar el papel de los bares como punto de encuentro social.

Y es que España es el país de la cultura del bar, lugares en los que se han realizado pequeñas y grandes cosas. Esperamos ver a Raquel mejorada en su retorno a la televisión, que es realmente lo más importante.

¿Qué vemos este jueves?

princesa de éboli

Hoy jueves la televisión nos regala diferentes programas, series y películas. Pasa un rato entretenido tras una jornada de trabajo delante del televisor. Recuerda que tú tienes el mando, por lo que puedes ver una serie de un canal extranjero o una película de acción o de aventura.

Por ejemplo, en Televisión Española, el jueves es el día del cine clásico. Por lo que puedes volver a revivir los mejores momentos de las películas clásicas de todos los tiempos. (Sí, las que ante veíamos los sábados por la tarde, en blanco y negro, y hacían volar nuestra imaginación cuando éramos pequeños…).

Tras el Hormiguero, Antena 3 emitirá de nuevo la miniserie La Princesa de Éboli, con Belén Rueda al frente, parece que se nota que las vacaciones están al caer y ya vienen vacas flacas en la televisión nacional. Telecinco sigue con su especial borrachera sumergiéndose en la Copa de Confederaciones con un partido entre España y Tahití.

Si pasas del fútbol y quieres ver una serie, en Cuatro emiten un nuevo capítulo de Mentes criminales mientras que en La Sexta, el chef Chicote volverá a plantar cara a los dueños de los restaurantes que no funcionan para darles consejos en Pesadilla en la cocina. Será, sin duda, una de mis opciones de la noche, sin pasar por alto uno de los realities más canallas de la actualidad, Geordie Shore, en MTV.

Si no te convence nada de lo que te hemos recomendado, siempre puedes mirar a la televisión autonómica en caso de que tengas en tu comunidad, repasar la programación de películas de La Sexta 3 o de Paramount channel, ver algún programa que te hayas perdido de Mediaset en La Siete o entrar en la actualidad más precisa en el canal 24 horas de Televisión Española. ¡Feliz jornada!

Miley Cyrus ya no es una niña y juega con las drogas de nuevo

 

2012 iHeartRadio Music Festival - Day 1 - Press Room

 

 

Aunque es una noticia de música, todo un planeta ha conocido a Miley Cyrus no por su voz, sino por el extraño personaje ambivalente de “Hannah Montana”. Así que en Quever.com se le ofrecerá la noticia de última hora que perjudicará las futuras relaciones sociales de la ex-Montana proveniente de Nashville. La salida del Single “We Can’t Stop” de Cyrus  viene acompañado por una cola de controversia inescapable, atada a su condición de haber respondido en un pasado a un público infantil. Resulta que a la nueva canción de Miley Cyrus se le ha dejado filtrar por unas leves metáforas, jerga urbana relacionada con las drogas. Mientras que en Eminem, Snoop Dogg e infinidades de artistas de Rap o incluso Rock este tipo de referencias son trivialidades, aquí hablamos de una chica que compartía su amistad y emoción con los niños (ahora un poco más adultos), cantando canciones tan inocentes como “If We Were A Movie” o todavía “Party In USA”; por lo que la polémica disparó. Muchos la calificaron de “Basura Blanca con dinero”, uno de los insultos racistas más bajos de los EE. UU. y que alude a los supuestos “parásitos” sociales. Varios han criticado el comportamiento “alocado” de Miley, o el sonido del Single más apropiado al Hardcore Hip / Hop Dubstep de fiestas atrevidas que a una chica de la radio de Disney.  No es la primera vez que Miley es sinónimo de drogas: fotografías se colaron este año sobre el asunto por ejemplo. El fragmento lírico de disensión en “We Can’t Stop” son las accidentales palabras “Molly” y “Turnt Up”, que en el diccionario urbano son cocaína y éxtasis, respectivamente. Es el primer material musical de la ex-Montana después del demasiado serio de si mismo “Can’t Be Tamed” de 2010. Se ha rumoreado hace no extenso tiempo que planea un dueto con Justin Bieber (desatando algunos rumores muy dudosos, improbables de un amorío post- Selena Gómez). Tal vez en la materia pendiente, el inofensivo Bieber, Cyrus reprenda este cachetazo que por supuesto no impidió la buena acogida del Single, si es que la cantidad de más de dos millones de visitas en Youtube no le sugiere que es un éxito [Y la señorita Montana ya subió en su cuenta de Twitter unas fotos “sensuales” sobre el video pertinente a la canción]

 

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=Km3wOjaRyE4&w=640&h=360]

 

 

 

Fuentes: EW

Emma Watson y Paris Hilton Ascienden

Sin título-1

 

 

 

El tiempo es un concepto difícil de asumir, y más cuando se trata de celebridades. Para Emma Watson, estrella reconocida por su personaje muggle de Harry Potter, esta máxima se aplica dolorosamente a ella, y con un toque de gracia y suerte sortea poco a poco el inconveniente. Es todo acerca de la fórmula: si después de Potter, Emma Watson elige papeles de chiquilina insoportable valiente, los espectadores pensarán con toda razón que no ha cambiado la rutina, y quedará perpetuada eternamente con la figura de niñita sabelototodo, no pudiendo avanzar en su trayectoria. Si por el contrario, consigue roles más grandes que su edad, entonces el público interpreta que ha envejecido demasiado temprano, que se volvió la novedad vieja cuando recién empezaba. Con este plomo, Watson se esforzó para adquirir papeles intermedios, dando paso a una ruptura leve, una chica transgresora pero contenida, nunca más ser una niña pero tampoco aparentar más sabiduría que sus años reales. Films como “Las ventajas de ser invisible” dan cuenta de ello, y ahora Watson protagoniza el futuro estreno “The Bling Ring” como una “pequeña” ladrona cuya biografía es más tristemente payasesca que agresiva: encarna “Burglar Bunch”, una “ratera” que en la vida real gustaba de robar en los hogares de estrellas tales como Lindsay Lohan o Paris Hilton

 

 

El film se estrenó en Cannes hace no mucho y, como era de esperar por su elevado pedigrí, la socialité Paris Hilton no se ausentó y comentó sobre la cinta a las revistas. “En algunas partes me entraron ganas de llorar” haciendo alusión a los terribles momentos que pasó la ¿Actriz? ¿Cantante? Paris Hilton. Para parafrasear, Hilton es una fuente incesante de información que rebalsa constantemente el mundo Multimedia, pero en estos últimos meses se subió una vez más al candelero con los dichos en Bogotá acerca de la preconización de su inteligencia promedio, o recientemente sobre el hackeo de la cuenta de Twitter de su novio (que no la perjudica directamente, pero como es su amante, ineludiblemente se hablará de ella). En ambos casos, Emma Watson y Paris Hilton, las dos ascienden en estos momentos: una por su carrera y la otra por su naturaleza impregnada del tabloide. Lo bueno de Paris Hilton es que tiene una virtud: a diferencia de otras celebridades odiadas por muchos como Justin Bieber, que son atacados por  cuestiones superficiales (si su peinado es de homosexual, si repite “Baby”  muchas veces), Hilton en cambio puede ser odiada en muchas capas: la puedes detestar por su positivismo vulgar, o por su proxenetismo en la amistad (el programa de MTV “The Best Friends”), o por su cultura amplificada facilitada (libros, álbumes de música, etc.), o incluso desde una perspectiva política (el asunto de los impuestos de transferencia sobre bienes. Bueno, supongo que lo positivo de todo esto es que Hilton se instruyó culturalmente de lo que es el intervencionismo estatal). Como habrá leído, Paris tiene una personalidad muuuuuuy profunda, y ahora será odiada por delincuentes tras declarar sobre las situaciones del film: “Me dan ganas de darles una paliza” amenazante a los ladrones

 

 

Fuentes: gente10

La Política y La TV un nexo cada vez más de hermanos

 

Ya desde los tiempos del Pravda (Diario Ruso Comunista de Lenin) o el nazismo con su avasallante táctica de difusión, los medios informativos tienen un innegable encanto corporativo para los gobiernos y empresas, es el paso más práctico del Metatexto, es decir la canalización de una “meta”, idea, crítica u objetivo a los escritos. Con semejante margen de poder y utilización, es ineludible que cada fragmento de la comunicación se liga a un tipo de pensamiento conveniente; es la información que se sobrecarga de bordes comerciales e intereses “ocultos” de sus gestores, simplemente porque estos medios fueron culturalmente asimilados por la gente como un instrumento en vez de “dador de noticias”. Esto lo conocemos con cierta frecuencia en la saturación de chusmeríos que incluso este humilde escritor puede ofrecerte en el siguiente artículo o aquí en Quever.com, pero en los últimos años el internet ha dominado las cosas muy bien y la televisión sufrido de una homogeneidad en la corriente de programación, por lo que la política y cuestiones de gobierno tan escandalosas como un hecho de corrupción se filtran en la caja cuadrada con facilidad, ya que… ¡¡¡Es parte del Show!!!!

 

Bien ¿Que podemos hacer??? En realidad, no es nada malo la invasión política en un planeta que desde los tiempos de Grecia Antigua se manejaba con la materia… lástima que la práctica no suena tan bien como la teoría. Estamos en un mundo que ha experimentado el retroceso:  los gobiernos y opositores a este se polarizan como si actualizaran la dualidad Comunismo / Capitalismo. Vamos a ver: si usted dice algo a favor de Rajoy, lo tildarán de simpatizante. En realidad, es una opinión que se ofrece en un contexto adecuado y es solo la porción de una parte total de nuestro cerebro, que no siempre puede estar de acuerdo entre opiniones: yo puedo odiar a Rajoy pero sin embargo reconocer sus méritos si los tiene, o viceversa. Aunque parezca tremenda bobada, no obstante medio mundo no lo entiende.

 

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=tik05hI2-BQ&w=640&h=360]

 

Ha llegado un momento donde la gente, las empresas y los gobiernos transforman el pensamiento en una suerte de guerra, donde cada uno asume los costados más fascistas de esta postura dominante: la necesidad de destrucción de su adversario por parte de los presidentes, la gente que no tiene dos dedos de frente y se ponen a repetir a los medios de comunicación. Sin embargo, es una lucha despareja, donde el estado de un país siempre pierde por su limitada credibilidad: por ejemplo, si el gobierno dice que está todo bien ¿Quién le puede creer aunque sea verdad??? ¿Acaso creen que alguna vez van a decir lo contrario???. Esta limitación no es grave, sino que demuestra la concepción irrevocable de las personas entre dos elementos: medios de comunicación y el ESTADO

 

Es evidente que los medios más importantes poseen intereses no muy lindos (generalmente comerciales), pero culturalmente estos medios fueron aceptados en su mayoría por las personas como herramientas de crítica social. Si un gobernador ataca a los diarios, es interpretado como ataque. Si un diario ataca al gobernador, es una crítica social ¿Ven que distorsión??? Sucede que la gente refleja en la información todas sus miserias, inconformidades y desamparos. La identificación con un caso de inseguridad o desempleo es enorme, y el gobierno jamás podría equiparar esta empatía con sus propios medios informativos impregnados de material oficialista. No significa que el presidente de turno esté perdido, sino lo contrario: llegamos a un siglo donde la prensa es una activa cultura, un ente capaz de variar entre el chusmerío basura de cual será el próximo escándalo televisivo del año, hasta la exhibición de un video porno en nuestras pantallas. La dignidad se ha perdido, y es un tanto inevitable pensar que hoy día los tabloides tienen el poder absoluto de arruinar a una persona. Sin embargo, muchas celebridades han sorteado el inconveniente de la exposición negativa a la prensa, en parte por su pedigree, o por su simpatía, o por talento en su rubro, o simplemente por burlarse de ello. ¡¡¡¡Ese es el secreto!!! Personas que no tienen el más mínimo escrúpulo de revolcarse en las fotos de portadas de revistas, mientras emiten su odio por los periódicos. Más o menos parecido a Paris Hilton, que le encanta fotografiarse pero finge que le gusta la “privacidad”. Son parásitos de personas que van a vivir por siempre, ya que tuvieron la inteligencia de dominar a los medios, trabajar para ellos y complacerlos, mientras hacen de las suyas por detrás. El video porno de Paris Hilton solo la hizo más famosa por ejemplo, gracias a su exposición permanente que a Hilton le vino muuuuy bien

 

Lo que intento expresar es que, con un poco de ingenio, es fácil escapar de la negatividad de los medios de comunicación. Desafortunadamente, “inteligencia” es lo que le falta a los gobiernos, independientemente de la ideología de usted lector. Una parte del problemas es que se ve a la política con el punto de vista exclusivamente político, y olvidan el sentido común: si un programa que defiende a un gobierno específico no funciona ¿Para que empecinarse en hacer otro?? Si una política no funciona ¿Para que empecinarse en seguirla??  Un caso ilustrativo es Argentina: programas como 6-7-8 (foto de arriba es el logo pero “tachado”) se destinan a la defensa de Cristina Kirchner. Por el lado contrario, “Periodismo Para Todos” es un “noticiero” que ilustra hechos de corrupción y faltas de la presidenta de esa nación. Ninguno de estos dos son realmente buenos, debido a su obvia carencia de objetividad, además de pasar de lo particular a lo general. pero no obstante “Periodismo Para Todos” siempre estará en ventaja (es el que mayor rating tiene en el país), ya que la gente se mimetiza hasta con cosas que apenas pueden conocer, como el asunto del patrimonio o Lázaro Baez. En 6-7-8, no importa lo mucho que se esfuerce, lo mucho que debatan intelectualmente, algo se pierde en la fórmula: lo que debe entender cualquier gobierno, sea español o argentino o de otro país, es que las personas van a aceptar a los prestigiosos medios de comunicación en la medida que les ofrezcan una crítica valedera (en un siglo caracterizado por la humillación, no parece importante que la noticia no sea muy precisa, ni imparcial). Los gobiernos nunca van a ganar a los medios jugando con sus mismas armas, ya que el discurso se transforma en diatriba

 

Confirmado: Bar Refaeli será la anfitriona de X-Factor

bar-rafaelli-tv

Puede que usted no sepa quién es Bar Refaeli. No se preocupe, se lo contaremos: es una modelo ex novia (¿Ex novia? ¿O todavía queda algo???) de Leonardo DiCaprio. Aclarado esto, se ha confirmado finalmente que participará de las emisiones del “X Factor” Israeli, a cambio de una onerosa suma de 270.000 dólares

Esta mini-noticia podría considerarse irrelevante si no fuese porque es la modelo mejor paga de este espectáculo famoso en el mundo, desplazando a Shakira o Malú. Bueno, seamos sinceros: todavía sigue siendo irrelevante la noticia. Pero en todo caso la opinión mía de siempre para pensar: en realidad, tanto “The X Factor” como “The Voice” o el ya casi archivado “American Idol” son bastantes similares en su lucha por la subordinación de la música al show; así que este tipo de chusmeríos de la prensa basura solo confirma la calidad del programa como un proxenetismo, pero musical. Así, Bar Refaeli hace el gran negocio no únicamente económico, pero también como una extensión lógica de la constante saturación multimedia de su imagen que pretenden los famosos cuando necesitan fama y el cruce a una audiencia principal, que la conozcan más y más sin depender ya de Leo. Pero ojo! Estos programas son un Show, nunca garantizan el éxito absoluto después de pasada la novedad. Por ejemplo, el año pasado Christina Aguilera participó activamente en el popular “The Voice” y sin embargo su álbum “Lotus”, siendo muy bueno, fracasó en las listas

Fuentes: Perez Hilton; JustJared

New York hace una llamada a la solidaridad para que la TV mejore

Casado a Mime.jpg

 

 

Durante esta semana -días más, días menos- la agencia estadounidense de publicidad Thirteen distribuirá en la ciudad de New York una serie de carteles con sátiras de programas. Su demografía estará principalmente enfocada en los metros (subtes), donde dichos carteles formarán el bloque central de acumulación. Su objetivo, noble, no trasciende de fomentar el pensamiento crítico a la gente acerca del estado actual de la Televisión, en términos de calidad. La propuesta consiste en concebir una idea estúpida en estos afiches como promoción de un nuevo programa, de manera que si la gente los consideraba geniales o reales, eso hablaría de ellos y del estado actual de la TV. Así que, si usted considera que una sitcom sobre una mujer casada con un mimo (Foto) es algo bueno para ver en la semana, usted y el cartelito se convertirá en el próximo debate relevante de la cultura popular

 

Es una verdad, que por supuesto afecta a casi todos los países en distintas variables, pero la televisión moderna no deja de ser un nicho de programas o telenovelas cada vez más bajos en su creatividad y de evidente factura burocrática. De cualquier manera, por ahora es Estados Unidos quien recibe la conciencia “social” acerca del estado de la caja cuadrada y su futuro por delante; aunque no debemos olvidar que esta nueva era digital también repercute en las maneras de ver un programa, así como escuchar música o contemplar un film. Cómo la televisión debe adaptarse a ello, ese sería un debate todavía más relevante (e interesante)

 

Algunos Carteles (la sentencia de la derecha es la misma en todos los afiches: El hecho de que usted piense que esto era un espectáculo real, eso dice mucho acerca del estado de la TV)

 

Casado a Mime.jpg

(Título: “Casada con un mimo” ; Subtítulo: “Ella tiene mucho que Decir”)

 

 

 

Bag-boys.jpg

(Título: “Malos Malos Empaquetadores”; Subtítulo: “Limpieza en cada pasillo”)

 

 

 

Dillinaire.jpg

 

(Título: “Dillionario” [intraducible, pero “Dill” significa eneldo, que es una planta de uso mayormente culinario]; Subtítulo: “La Vida Es Un Pickle”)

 

 

Fuentes: EW

 

The Bachelorette Los personajes extraños de la nueva temporada (EE. UU.)

the-bachelorette-2013.jpg

 

 

¿Qué es Bachelorette? ¿Qué es Bachelor?? Si usted no es tan frívolo como el agresivo consumidor de TV de los tiempos modernos, The Bachelorette es un reality show propio de la cultura del tabloide. Es un juego de citas donde una señorita  debe elegir desde las cámaras a uno de 25 chicos, del cual será su futuro amante y, quien dice, esposo y padre de sus hijos. “The Bachelor” cumple equivalente pero es un hombre quien escoge.  No hace falta decir que “Privacidad” apenas existe en el siglo XXI, así que usted estaría en lo correcto si dijera que estos dos programas son un craso comercial. Todavía “Gran Hermano” se las ingenia para otorgarle el encanto mercantilista Voyeur a una selecta banda de personas haciéndolas pelearse entre sí y armando “estrategias” (toda esta actividad dentro del marco de la ficción que supone la TV)

 

Bien, resulta que “The Bachelorette” (que no tiene nada que ver con la canción de Björk, esta artista es elegante de verdad)  ya va por muchísimas temporadas (comenzó en 2003) y este año se congraciará con la habitual selección de una peculiar “manada” de personajes. Desiree es el nombre de la protagonista de la nueva emisión, quien se hará del suficiente tiempo para escoger a su pretendiente ¡¡¡Y vaya pretendientes!!!! A saber:

 

Tenemos primero a Drew, con un pasado sobrecargado de disturbio: un padre alcohólico, divorciados y una hermana mentalmente desvalida. Luego está Brooks, trabaja como consultor de marketing; Brad, contador;  Bryden, el único que tiene al menos un ojo sobre la tierra, pues fue combatiente de Irak (Bueno, este programa también es de la era Bush ¿No??? ¿Qué podemos esperar además de basura y guerra?); un obsesionado por Twitter  Kasey que ha inundado de # referenciando a Desiree; un insípido Zack; Un pedante Will (que intentó ganarse la simpatía de Des apodándola “Athena” por la diosa de la sabiduría lol); un estúpido Johnathan que realizó una jugada bizarra (le propuso a Miss Bachelorette de renunciar a los restantes participantes a cambio de unirse a una fantástica suite. Parece que el muchacho no sabe que la gracia del programa  es durar más de un episodio); un médico convencional de urgencias que también intentó sin éxito ganarse la confianza de la chica (enseñándole un paso de baile ¿Moonwalker?? No tanto); un apuesto deportista Juan Pablo (así es el nombre, no “John Paul”); un padre y variados personajes más, como un mago ilusionista.

 

Apostamos que una crítica de Cine, Televisión, Música no debe analizarse con el método tradicional de calidad únicamente, sino sus connotaciones culturales también (lo que abre una posibilidad enorme en cuanto a la función real de una crítica). The Bachelorette actúa no como programa, sino como una gigantesca empresa sobre  la pérdida de privacidad y dignidad de la agitada cultura del Show mediático de estos momentos. Bajos estas convenciones, vea “The Bachelorette” y juegue a ser sociólogo en una era de facilismo y humillación

 

 

Fuentes: nj.com; Hitfix