Harrison Ford participará en la tercera entrega de “Los Mercenarios”

af1-gun1

A falta de héroes de acción actuales, lo mejor es optar por los de antaño. Esto es lo que habrán pensado los productores de la saga Los Mercenarios  y su cabeza visible y protagonista, Sylvester Stallone. El actor, muy dado a proclamar los bombazos de sus proyectos en twitter, confirma esta vez que Harrison Ford está dentro del proyecto que enmarca su tercera entrega.

Asimismo, y unida a esta gran noticia, Sly nos obsequiaba otra no tan positiva. Bruce Willis se queda fuera de la tercera entrega de la serie, después de su participación en las dos primeras. ¿Los motivos? Los desconocemos. En los minutos posteriores al tweet en que Stallone anunciaba la nueva baja, publicaba otro en el que tachaba a Willis de avaricioso y vago, y auguraba un mala carrera para el actor. Por lo que, nos quedamos con las ganas de lo que podrían aportar estos dos viejos rockeros juntos en la pantalla.

Cabe recordar, que Ford tiene muchísimas más incursiones en el mundo del cine de acción de las que recordamos. Todos sabemos que el arma preferida de Indy era el látigo, y que utilizaba la pistola como último recurso. Pero tiene otros papeles mucho más acordes con el que se verá obligado a protagonizar en Los Mercenarios 3. Sin ir más lejos, ya encarnó al agente de CIA, Jack Ryan, y se encargó de patear algún que otro culo. Pero el rol que le da ese estatus de héroe de acción es el que protagonizó en Air Force One. Nada menos que el presidente de los Estados Unidos liberando su propio avión de terroristas rusos. Casi nada.

Por lo tanto, Ford se unirá al elenco formado por el propio Sylvester Stallone y sus ya clásicos acompañantes:  Arnold Schwarzenegger, Jason Statham, Jet Li o Mickey Rourke.  A los que se unirán nuevas incorporaciones, como el ya mencionado Ford, Jackie Chan, Steven Seagal, Milla Jovovich o un recién salido de la cárcel Wesley Snipes.  ¿Para cuándo esta acumulación de testosterona? Tendremos que esperar un año. Los Mercenarios 3 se estrenará el 15 de agosto de 2014.

James Cameron y 20th Century Fox anuncian la producción de tres secuelas de “Avatar”

avatar

Buceando dentro de la historia de la industria del cine hollywoodiense, podemos encontrar tantos éxitos como fracasos. De crítica y de taquilla. De aventuras y de drama. Todos y cada uno de los films tienen un hueco asignado en el firmamento que compone esa industria. Pero hay un nombre que nunca falla. Es, incluso más eficaz que el aclamado Steven “Rey Midas” Spielberg. Su nombre: James Cameron.

Su apuesta por las grandes producciones está fuera de toda duda. Dejando a un lado el debate de la calidad de sus creaciones, Cameron puede sentenciar con datos: Las últimas dos películas dirigidas por él  (Avatar y Titanic), se encuentran en el número uno y dos de la lista de las más taquilleras de la historia a nivel mundial. Con estas cifras, puede parecer una locura no realizar secuelas o historias relacionadas.

Lo cierto es que si bien la historia de Titanic no daba para más, parece que la de Avatar se puede estirar como chicle: hasta tres secuelas directas pretenden llevar adelante tanto el estudio como el propio autor. Para ello, la contratación de cuatro guionistas ha sido inminente: El primero, Josh Friedman, escritor del guión del remake de La Guerra de los Mundos,  los autores de El Origen del Planeta de los Simios, Amanda Silver y Rick Jaffa, y por último Shane Salerno, que fue uno de los escritores que firmó la adaptación de Armageddon.

Ésta contratación masiva se debe a  que entre todos ellos deberán preparar los guiones de las tres secuelas simultáneamente, ya que la intención es rodarlas todas de una sola tacada. Los precedentes son positivos: la trilogía de El Señor de los Anillos y la segunda y tercera entrega de Piratas del Caribe fueron grabadas con éxito usando este procedimiento, lo que permite estrenarlas con poco margen temporal entre ellas, y aumentar así el impacto entre los espectadores.

Pero no todos son buenas noticias. El propio James Cameron se desmarca de la guionización de cualquiera de las historias (algo que muchos cinéfilos ven como positivo), dedicándose exclusivamente a la dirección de las mismas. La otra nota negativa, es que este proceso retrasará el estreno de la primera de las secuelas. En principio estaba prevista para 2015, pero, finalmente, los fans de Pandora tendrán que esperar hasta diciembre de 2016. Puede que también tenga algo que ver la acumulación de blockbusters prevista para 2015 y que James Cameron y su conocido ego, necesiten unas fechas algo más relajadas para romper la taquilla de nuevo.