Cocineros mediáticos, el triunfo de la televisión

cocineros mediáticos

Desde hace algunos años, la gastronomía española rompe fronteras para posicionarse como una de las más populares del mundo. En ella son cada vez más reconocidos cocineros y chefs que han sabido venderse y que son reclamados allá donde van por su buen criterio a la hora de cocinar.

Pero esto no es suficiente y ahora, muchos de ellos, dan el paso a la televisión. Los cocineros mediáticos de siempre, entre los que podemos encontrar a Karlos Arguiñano, Arzak o Ferràn Adrià, se reinventan y surgen nuevos que acaparan las televisiones con programas, fundamentalmente de cocina.

A Karlos Arguiñano lo seguimos viendo cada mediodía en Antena 3 con sus recetas de siempre y tiene su propia productora de televisión, en la que también trabaja sobre hermana, Eva Arguiñano, en Hoy cocinas tú, de La Sexta.

Uno de los cocineros más mediáticos del momento es Alberto Chicote, que protagoniza la versión española del programa Pesadilla en la cocina, en el que hace de coach de restaurantes que no funcionan. Aunque casi todo en el programa es puro teatro, nos da una visión general de cómo son las cocinas de los restaurantes de España y lo que se puede mejorar, siendo algunas señas aplicables a diferentes sectores. Chicote es reclamado en todos lugares, hasta ha presentado un libro, y quizás el grupo de Antena 3 lo ha explotado demasiado.

El chef catalán Jordi Cruz es el último triunfo en televisión. Está consiguiendo muchas popularidad en el programa MasterChef, de la 1, que sigue imbatible con audiencias del 21% de share. Cruz está triunfando entre las mujeres por su imagen de chico bueno y sexy a la vez, y parece haberle cogido gustillo a esto de la televisión.

El chef del restaurante Ábac barcelonés comparte experiencia y plató con Pepe Rodríguez, que nos regala grandes dosis de sarcasmo en cada emisión y con Samantha Vallejo-Nájera, el punto femenino. Seguro que veremos más programas de tales características porque el arte de la cocina nunca pasa de moda.

Una semana de estrenos, finales, restaurantes y despedidas

semana

 

Esta semana ha sido intensa televisivamente hablando. El fallecimiento de Mario Biondo, el anuncio de que se acaba definitivamente ‘Gran Hotel’, el estreno de ‘El objetivo’ con Ana Pastor, el estreno de ‘El número 1’, el premio a la campaña de Atresmedia, un programa espectacular de ‘Pesadilla en la cocina’… Vamos a hablar de algunos de estos temas.
Ana Pastor vuelve a la tele en abierto. Todos lo estabamos deseando. Bueno, habrá mucha gente que no, pero que pongan Intereconomía y ya está. Ha sido en La Sexta y gracias al nuevo espacio de Globomedia ‘El objetivo’, con el propósito de dar un repaso a la actualidad. Posiblemente la cadena esté empezando a saturarse de este tipo de programas de denuncia social y política, pero en tiempos como éste, falta que hacen, ya que en el resto de cadenas escasean bastante. Esperamos que a Ana Pastor le vaya genial haciendo periodismo de calidad.
Antena 3 ha decidido poner punto y final a su serie estrella ‘Gran Hotel’. La serie no mostraba síntomas de debilidad, pero sí que es cierto que la trama estaba empezando a irse por las ramas. Me parece bien que le quieran dar un final en un momento alto, pero también choca la manera en que la cadena se está quitando series de encima. En poco tiempo han desaparecido ‘Fenómenos’, ‘El barco’, ‘Luna’… y ahora el ‘Gran Hotel’. Tampoco hacía mala audiencia, per debe ser cara. Desde un punto de vista creativo y por temas de trama, me parece una decisión más que acertada el cierre de la serie, pero visto desde el punto empresarial, creo que un error puesto que es algo que funciona y cada vez es más difícil que las cadenas encuentren un producto que a la gente guste.
‘Pesadilla en la cocina’ se ha superado en su último programa siendo el más divertido y en el que Chicote ha estado más espléndido. Es verdad que el restaurante lleno de mierda daba juego, pero que él marcara el 112 antes de probar la comida, que eche a toda la clientela, que vea como el jefe mata una cucaracha con una loncha de jamón, tirando “los putos cacharros” directamente a la basura… hicieron que el programa fuese uno de los mejores de todos los que se han hecho. Enhorabuena al equipo.
Y para acabar la entrada, esta semana se ha hablado y especulado mucho sobre la muerte del cámara Mario Biondo. Desde aquí, el pésame a la familia y en especial a Raquel Sánchez Silva, a la que espero verle pronto con su gran sonrisa que traspasa las pantallas.

La Sexta sigue apostando por Chicote

pesadilla en la cocina

Como el programa que el popular cocinero, Chicote, condució en La Sexta, Pesadilla en la cocina, fue mejor de lo esperado, la cadena siguen confiando en el chef.

Aunque no le vimos demasiado suelto en la noche del 31 retransmitiendo las campanadas de 2013, Chicote vuelve con el programa y cambio de día, ahora los domingos, renovando restaurantes que no saben cocinar ni gestionar sus negocios.

La retransmisión del programa en domingo y en prime time no quita protagonismo a Salvados, que regresará el mismo día y misma hora a partir de febrero, tras un merecido descanso. Este día Pesadilla en la cocina competirá con un nuevo episodio de Frank de la jungla en Cuatro, la película de la semana en la 1, la serie Aída de Telencinco y otra película de Antena 3.

Hay que reconocer que hacía mucho tiempo que un programa semanal no funcionaba de manera eficaz como éste en La Sexta. Antes de las vacaciones de Navidad, el 20 de diciembre el programa consiguió un 12.5% de share y 2.521.000 espectadores, una cifra alta que la cadena no quiere abandonar.

Este domingo el programa regresa para que Chicote reforme el restaurante La Ermita, un local de carretera al que suelen acudir toda clase de personas que van de paso pero que actualmente no recibe demasiadas visitas. Como otras ocasiones la desorganización es la clave para que no funcione, y Chicote intentará poner algo de orden.

Como ya hemos visto en muchas otras ocasiones, el programa hace mucho teatro para escenificar las escenas y exagera situaciones, carácteres y peleas que parecen no ser del todo reales. Además, algunos de los restaurantes a los que ya ha acudido el programa permanecen actualmente cerrados.

Teatro del malo, en Pesadilla en la Cocina

pesadilla en la cocina

Ya sabemos cómo funcionan los realities, mucho de teatro y poco de realidad, pero el programa Pesadilla en la Cocina, de La Sexta, supera todo lo visto en mucho tiempo.

Este jueves día 15 de noviembre, el cocinero que da consejo a los responsables de restaurantes y gurú de la cocina española, Alberto Chicote, viajó hasta Barcelona para arreglar los “desastres” de un restaurante mexicano.

Un local que, por cierto, en Barcelona es bastante conocido, está en pleno centro, con una cocina normal, trato personal y que se anuncia en muchas guías, por lo que pensamos a priori que poco necesita para levantar su negocio.

Es por ello que este primer dato ya nos alentó sobre lo que nos esperaba el programa. Broncas falseadas entre personal del establecimiento, propietarios peleándose y haciendo el payaso, cocineros que se prestan al juego… en fin, toda una patraña para poder servir de excusa y hacer un programa donde nada es lo que parece ¿o sí…?

Hacen ver que la comida está pasada, que los propietarios se quejan y lo máximo que deja a todos perplejos es la presencia de un ratón (de plástico) que figura que lleva meses muerto en el lavavajillas.

El único interés del programa del jueves fue la relaciones públicas del restaurante, una mujer extrovertida y divertida que, supuestamente, se emborracha con tequilas y se lo cuenta a la clientela, y que vimos más bien del Instituto del Teatro y no tanto como trabajadora de un restaurante. Vamos, que dan ganas de volver a este local por si realmetne encontramos a esta mujer trabajando.

Lo que realmente extraña es que un reputado cocinero como Chicote se preste a este pantomima que, con sólo 5 minutos de programa, ya ves cómo funciona y que todo es, presuntamente, mentira, como en la mayoría de realities, pero, al menos, intentan disimularlo con la creación de historias algo más trabajadas.

“Pesadilla en la cocina” a la española, con Alberto Chicote

Tengo que reconocer que he seguido regularmente las andanzas del popular chef británico Gordon Ramsey cuando intentaba solucionar los problemas generados en restaurantes que destacaban por sus pésimas gestiones, las cartas de contenido abigarrado, los malos cocineros o los almacenes repletos de comida en mal estado. Hablo, por supuesto, del programa Pesadilla en la cocina, (Kitchen Nightmares), un reality de cocina francamente entretenido, especialmente si no acabas de cenar cuando afrontas su visionado.

El programa de Ramsey recorre restaurantes de Gran Bretaña y Estados Unidos, y en algunas ocasiones consigue que establecimientos realmente desastrosos, (o buenos venidos a menos), salgan a flote, y en otros casos, todo hay que decirlo, no. Podéis ver algún capítulo de este programa en Nova, el canal con enfoque femenino de Antena 3.

Pesadilla en la cocina es un formato que por su éxito ha sido trasladado a más de 20 países. España no iba a ser menos, y ya está a punto de llegar a nuestras pantallas, por obra y gracia de La Sexta. Lo venían anunciando desde antes del verano, al menos su búsqueda de restaurantes de la piel de toro que quisieran recibir la ayuda, en su caso, de Alberto Chicote, un chef bastante rompedor, a menos con su chillona ropa de trabajo ;-).

El programa se ha presentado, lo he leído en el Huffington Post, de forma oficial en el FesTVal de Televisión de Vitoria, aunque no nos han dado la fecha de arranque del programa. Según cuenta Chicote, su idea no es imitar a Ramsey, sino que le va a imprimir su propio sello al programa. Me lo creo, aunque solo sea porque Ramsey es inimitable.