Fichaje cerrado: Ben Affleck será Batman en “El Hombre de Acero 2”

enhanced-buzz-21767-1377221387-9

La espera ha terminado. Tras semanas de rumores en torno a quién encarnaría al hombre murciélago en El Hombre de Acero 2” (también conocida como Superman vs. Batman), Warner y DC revelan por fin que las negociaciones han llegado a buen puerto y que el papel caerá en manos de una estrella contrastada. Su nombre, Ben Affleck.

Así, Affleck se encargará de dar la réplica a Henry Cavill, que repetirá como Superman en esta secuela. El director del film, Zack Snyder, se ha pronunciado al respecto nada más anunciarse la noticia, y parece satisfecho:  “Ben ofrece un interesante contrapeso al Superman de Henry. Tiene la madera interpretativa para crear un retrato con varias capas de un hombre que es más viejo y sabio que Clark Kent y lleva las cicatrices de un curtido luchador del crimen pero retiene el encanto que el mundo ve en el multimillonario Bruce Wayne” declaraba.

El actor no es ajeno al mundo de los superhéroes. Allá por 2003 fue el encargado de protagonizar la bizarra DareDevil, con más pena que gloría. Como curiosidad, recordar que en 2006, se metió en la piel de George Reeves, actor que interpretaba a Superman en la serie de TV, y cuya muerte sigue siendo un auténtico enigma. Desde entonces, muchas cosas han cambiado. A lo largo de los años ha evolucionado de un actor mediocre a uno mínimamente respetado. A su vez, se ha convertido en uno de los directores con mayor talento de la industria hollywoodiense, a pesar de que la Academia no se lo reconozca por el momento, cuyo culmen se encuentra en la oscarizada Argo.

Con esta confirmación, Affleck se unirá a la lista de actores que han encarnado a Batman en la gran pantalla: Michael Keaton, Val Kilmer, George Clooney y Christian Bale engrosan esa lista, siendo este último el más laureado. Aunque la máscara siempre ha favorecido más a la barbilla de Keaton. Sólo nos queda ver qué tal le sienta a Affleck y si cumple las expectativas, que han quedado demasiado altas, por culpa, básicamente, de Christopher Nolan.