“El objetivo”: políticos al descubierto

Ana_Pastor_Lunes

Pasó el domingo y llegó el lunes, un lunes marcado por unos datos de audiencia innegables (y dolorosos para más de un político). Ana Pastor alcanzó el objetivo propuesto y los datos no mienten: 2.622.000 millones de telespectadores y un 14,9 % de cuota de pantalla. El mejor estreno televisivo de la historia de La Sexta. Y todo un reto para el resto de espacios en las redes sociales, “El objetivo” no sólo fue el quinto programa más visto del domingo, sino “trending topic”en Twitter donde los tuiteros le otorgaron un más que satisfactorio aprobado, yo incluso me inclinaría hacia el notable (aunque sin olvidar las críticas, que también las hubo).

El programa de Pastor ha comenzado su andadura levantando ampollas y abriendo heridas, tal y como reconoció la propia periodista a Susana Griso en “Espejo Público” el lunes por la mañana: “Ya hay políticos enfadados con el programa”… “públicamente alguien del PSOE se quejó por el tema de los ERE”. Pero como ella misma ha dicho eso ya no es asunto suyo “nosotros hacemos periodismo para los ciudadanos, si luego los políticos se cabrean, es su problema y bastante tienen con la que está cayendo”.

La emision de “El objetivo” y la polvareda que ha levantado ha propiciado que la semana comienze de manera diferente. El domingo, más de dos millones y medio de españoles demostraron que están hartos y cansados de una clase política plagada no sólo de ineptos sino también de mentiras y engaños.

Quién sabe – no quiero pecar de optimista – tal vez este sea el primer paso para empezar a cambiar las cosas y demostrar a los que dicen trabajar por el bien de nuestro país que no somos esos idiotas que se creen a pie juntillas todas las palabras que salen de sus bocas, y que hay personas con medios a su alcanze  dispuesta a demostrar también públicamente que mienten. Así que, ¿están enfadados los políticos por lo que se ha visto y dicho?, que le vamos a hacer. Desde luego, si el cabreo de los políticos es el precio a pagar por poner al descubierto no sólo la desvergüenza de más de uno sino la incompetencia de otros tantos, yo estoy dispuesta a pagarlo.

Así que de mi parte gracias. Al menos de momento.

Una semana de estrenos, finales, restaurantes y despedidas

semana

 

Esta semana ha sido intensa televisivamente hablando. El fallecimiento de Mario Biondo, el anuncio de que se acaba definitivamente ‘Gran Hotel’, el estreno de ‘El objetivo’ con Ana Pastor, el estreno de ‘El número 1’, el premio a la campaña de Atresmedia, un programa espectacular de ‘Pesadilla en la cocina’… Vamos a hablar de algunos de estos temas.
Ana Pastor vuelve a la tele en abierto. Todos lo estabamos deseando. Bueno, habrá mucha gente que no, pero que pongan Intereconomía y ya está. Ha sido en La Sexta y gracias al nuevo espacio de Globomedia ‘El objetivo’, con el propósito de dar un repaso a la actualidad. Posiblemente la cadena esté empezando a saturarse de este tipo de programas de denuncia social y política, pero en tiempos como éste, falta que hacen, ya que en el resto de cadenas escasean bastante. Esperamos que a Ana Pastor le vaya genial haciendo periodismo de calidad.
Antena 3 ha decidido poner punto y final a su serie estrella ‘Gran Hotel’. La serie no mostraba síntomas de debilidad, pero sí que es cierto que la trama estaba empezando a irse por las ramas. Me parece bien que le quieran dar un final en un momento alto, pero también choca la manera en que la cadena se está quitando series de encima. En poco tiempo han desaparecido ‘Fenómenos’, ‘El barco’, ‘Luna’… y ahora el ‘Gran Hotel’. Tampoco hacía mala audiencia, per debe ser cara. Desde un punto de vista creativo y por temas de trama, me parece una decisión más que acertada el cierre de la serie, pero visto desde el punto empresarial, creo que un error puesto que es algo que funciona y cada vez es más difícil que las cadenas encuentren un producto que a la gente guste.
‘Pesadilla en la cocina’ se ha superado en su último programa siendo el más divertido y en el que Chicote ha estado más espléndido. Es verdad que el restaurante lleno de mierda daba juego, pero que él marcara el 112 antes de probar la comida, que eche a toda la clientela, que vea como el jefe mata una cucaracha con una loncha de jamón, tirando “los putos cacharros” directamente a la basura… hicieron que el programa fuese uno de los mejores de todos los que se han hecho. Enhorabuena al equipo.
Y para acabar la entrada, esta semana se ha hablado y especulado mucho sobre la muerte del cámara Mario Biondo. Desde aquí, el pésame a la familia y en especial a Raquel Sánchez Silva, a la que espero verle pronto con su gran sonrisa que traspasa las pantallas.

ANA PASTOR versus MIÉNTEME

ana-pastor_270x250Mienteme

La periodista Ana Pastor estrena nuevo programa informativo, ¿dónde y cuándo? En La Sexta, el próximo domingo 2 de junio a las 21:30 h. Su título “El objetivo”.

Era la propia Pastor quién ayer desvelaba en rueda de prensa la base de su nuevo reto profesional: el fact check. Y aquí es donde radica una de las novedades del programa: el periodismo de datos. España no es un país que se caracterice precisamente por el empleo de este tipo de periodismo, sino todo lo contrario, estamos acostumbrados – sobre todo en los últimos tiempos – al periodismo de opinión, mucho más sencillo de desempeñar si conocemos la definición de cada uno de ellos (pero no temáis, ese no es el propósito de este post).

La siguiente novedad es la inexistencia de tertulianos (que no de periodistas). Aún recuerdo cuando hace años, encontrar en cualquier televisión generalista una tertulia política era casi misión imposible. Claro que todo en demasía agota, porque seamos realistas: ¿quién quiere ver en más de seis cadenas de televisión a los mismos tertulianos hablando de lo mismo pero a distintas horas y en distintos medios? Nadie. Aunque es de agradecer que mantengan la misma opinión en cada uno de ellos, pues vivimos una época donde la coherencia brilla por su ausencia.

Los objetivos de este nuevo programa serán por encima de todo “no tener opinión ni ideología”, “ir al centro de las cosas”, dejar que el espectador “saque sus conclusiones”, y lo que me ha llevado a titular este post como lo he hecho: ser capaces de señalar que políticos y personalidades públicas mienten o dicen la verdad.

Cuando supe que esta era la meta perseguida por “El objetivo” mi mente se llenó inmediatamente con la imagen de la serie de televisión: “Miénteme” (si no la habéis visto podéis disfrutar de ella también en La Sexta, todos los jueves a las 00:00 h.), inspirada en los descubrimientos científicos del doctor Paul Ekman, un auténtico especialista que puede interpretar las señales que dan el rostro, el cuerpo y la voz para descubrir tanto la verdad como la mentira en las investigaciones de crímenes.

Realmente, las distancias entre uno y otro programa son más que evidentes y de momento insalvables: ficción frente a realidad. ¿Pero, a quien no lo gustaría que políticos y personajes públicos – que influyen en nuestras vidas queramos o no – no tuviesen manera alguna de mentir sin ser descubiertos? A mi desde luego.