Fichaje cerrado: Ben Affleck será Batman en “El Hombre de Acero 2”

enhanced-buzz-21767-1377221387-9

La espera ha terminado. Tras semanas de rumores en torno a quién encarnaría al hombre murciélago en El Hombre de Acero 2” (también conocida como Superman vs. Batman), Warner y DC revelan por fin que las negociaciones han llegado a buen puerto y que el papel caerá en manos de una estrella contrastada. Su nombre, Ben Affleck.

Así, Affleck se encargará de dar la réplica a Henry Cavill, que repetirá como Superman en esta secuela. El director del film, Zack Snyder, se ha pronunciado al respecto nada más anunciarse la noticia, y parece satisfecho:  “Ben ofrece un interesante contrapeso al Superman de Henry. Tiene la madera interpretativa para crear un retrato con varias capas de un hombre que es más viejo y sabio que Clark Kent y lleva las cicatrices de un curtido luchador del crimen pero retiene el encanto que el mundo ve en el multimillonario Bruce Wayne” declaraba.

El actor no es ajeno al mundo de los superhéroes. Allá por 2003 fue el encargado de protagonizar la bizarra DareDevil, con más pena que gloría. Como curiosidad, recordar que en 2006, se metió en la piel de George Reeves, actor que interpretaba a Superman en la serie de TV, y cuya muerte sigue siendo un auténtico enigma. Desde entonces, muchas cosas han cambiado. A lo largo de los años ha evolucionado de un actor mediocre a uno mínimamente respetado. A su vez, se ha convertido en uno de los directores con mayor talento de la industria hollywoodiense, a pesar de que la Academia no se lo reconozca por el momento, cuyo culmen se encuentra en la oscarizada Argo.

Con esta confirmación, Affleck se unirá a la lista de actores que han encarnado a Batman en la gran pantalla: Michael Keaton, Val Kilmer, George Clooney y Christian Bale engrosan esa lista, siendo este último el más laureado. Aunque la máscara siempre ha favorecido más a la barbilla de Keaton. Sólo nos queda ver qué tal le sienta a Affleck y si cumple las expectativas, que han quedado demasiado altas, por culpa, básicamente, de Christopher Nolan.

James Cameron y 20th Century Fox anuncian la producción de tres secuelas de “Avatar”

avatar

Buceando dentro de la historia de la industria del cine hollywoodiense, podemos encontrar tantos éxitos como fracasos. De crítica y de taquilla. De aventuras y de drama. Todos y cada uno de los films tienen un hueco asignado en el firmamento que compone esa industria. Pero hay un nombre que nunca falla. Es, incluso más eficaz que el aclamado Steven “Rey Midas” Spielberg. Su nombre: James Cameron.

Su apuesta por las grandes producciones está fuera de toda duda. Dejando a un lado el debate de la calidad de sus creaciones, Cameron puede sentenciar con datos: Las últimas dos películas dirigidas por él  (Avatar y Titanic), se encuentran en el número uno y dos de la lista de las más taquilleras de la historia a nivel mundial. Con estas cifras, puede parecer una locura no realizar secuelas o historias relacionadas.

Lo cierto es que si bien la historia de Titanic no daba para más, parece que la de Avatar se puede estirar como chicle: hasta tres secuelas directas pretenden llevar adelante tanto el estudio como el propio autor. Para ello, la contratación de cuatro guionistas ha sido inminente: El primero, Josh Friedman, escritor del guión del remake de La Guerra de los Mundos,  los autores de El Origen del Planeta de los Simios, Amanda Silver y Rick Jaffa, y por último Shane Salerno, que fue uno de los escritores que firmó la adaptación de Armageddon.

Ésta contratación masiva se debe a  que entre todos ellos deberán preparar los guiones de las tres secuelas simultáneamente, ya que la intención es rodarlas todas de una sola tacada. Los precedentes son positivos: la trilogía de El Señor de los Anillos y la segunda y tercera entrega de Piratas del Caribe fueron grabadas con éxito usando este procedimiento, lo que permite estrenarlas con poco margen temporal entre ellas, y aumentar así el impacto entre los espectadores.

Pero no todos son buenas noticias. El propio James Cameron se desmarca de la guionización de cualquiera de las historias (algo que muchos cinéfilos ven como positivo), dedicándose exclusivamente a la dirección de las mismas. La otra nota negativa, es que este proceso retrasará el estreno de la primera de las secuelas. En principio estaba prevista para 2015, pero, finalmente, los fans de Pandora tendrán que esperar hasta diciembre de 2016. Puede que también tenga algo que ver la acumulación de blockbusters prevista para 2015 y que James Cameron y su conocido ego, necesiten unas fechas algo más relajadas para romper la taquilla de nuevo.

J.J. Abrams podría dirigir Star Trek 3 según Zachary Quinto

Star-Trek-Into-Darkness-Movies-Wallpaper-Background

Hace unos días se estrenaba en nuestro país la segunda entrega del reinicio cinematográfico de la saga Star Trek, liderado por el incombustible J.J. Abrams. Con el nombre “Star Trek: en la oscuridad“, el film continúa con la narración de las aventuras del capitán Kirk y su entrañable compañero Spock.

A pesar de que los datos de taquilla en nuestro país demuestran que los españoles no somos muy trekkies, los datos mundiales, que ya superan los 450 millones de dolares en recaudación, parecen garantizar una próxima entrega de la serie.

Además, estos días hemos conocido nuevos datos extraoficiales. Zachary Quinto, actor que da vida a Spock, ha declarado recientemente en el Galway Film Fleadh que espera rodar la próxima entrega de la saga en 2014: “Star Trek 3 supongo que se filmará el próximo año. Se hará mucho más rápido que la anterior. Esa es la idea, aunque nada esta confirmado aún” .  Tras estas afirmaciones parece casi seguro que tendremos una nueva película antes de lo esperado.

Lo que no parece tan seguro, es que J.J. Abrams se ponga una vez más detrás de las cámaras para llevarnos a la órbita del planeta Vulcano. El popular director, estrella emergente de Hollywood, se ha comprometido a filmar el nuevo episodio de la saga rival, Star Wars, cuyo estreno esta planeado para 2015. Dejando a un lado las polémicas sobre su cambio de bando, parece muy complicado que, con la gigantesca producción que requerirían los dos largometrajes, el hombre tenga tiempo para desarrollarlos.

Y más si cabe, cuando se trata de proyectos en los que la expectación de los fans pesa tanto. Aún así, y en la misma entrevista, Quinto dejaba entrever que Abrams estaría encantado de coger el timón de nuevo. Algo que choca frontalmente con la realidad y las continuas insinuaciones del director. Con todo, y después de la buena acogida crítica que han recibido sus películas, cualquier decisión que tome el director será respetada incondicionalmente por la comunidad fan.