carlos larrañaga

Fallece Carlos Larrañaga a los 75 años

carlos larrañaga

El eterno galán de la serie Farmacia de Guardia ha fallecido este jueves en Málaga por complicaciones en una descompensión cardiaca, que ya venía arrastrando desde hacía algún tiempo.

Hace tan sólo unos días, su hijo Luis Merlo manifestó que su padre se hallaba grave en el hospital Xanit Internacional de Benalmádena a consecuencia de problemas respiratorios. Lo cierto es que la noticia de que el actor no estaba atravesando su mejor momento saltó a la televisión hace unas semanas.

En el programa de Antena 3 Espejo Público las cámaras fueron hasta el hospital y el otro hijo del actor, Pedro Larrañaga, comentó que sólo se trataba de una hospitalización rutinaria y que no pasaba nada grave. Aunque otras fuentes apuntaban a que la familia temía ya por su vida.

Carlos Larrañaga será recordado por todos por sus papeles en la pequeña y gran pantalla. De los años 60 a los 80 interpretó algunos papeles en obras teatrales para televisión del espacio Estudio 1.

Además, pudimos verlo en Historias para no dormir, Curro Jiménez, El visitante, Verano azul, Los gozos y las sombras… pero el papel por el que la gran parte de los espectadores le recuerdan fue el de Adolfo Seguro, el galán de la serie de Antonio Mercero Farmacia de Guardia para Antena 3, que duró del año 1991 al 1993.

Carlos pertenecía a una familia de actores, que ha ido aumentando con el paso de varias generaciones. Se casó con la también actriz María Luisa Merlo y tuvo a Amparo Larragaña, Luis Merlo y Pedro Larragaña (productor teatral casado con Maribel Verdú). A todos los hemos visto en la televisión interpretando papeles destacados en diferentes series.

En su vida, el actor se casó cuatro veces, y en los últimos años ha sido protagonista de programas del corazón a los que también acudió para explicar sus escarceos amorosos.

Se llevaba muy bien con su primera mujer, Maria Luisa Merlo. Tanto que, antes de que su salud fuera a peor estaba ensayando una obra de teatro con ella que pronto vería la luz. Descanse en paz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *